martes, septiembre 29, 2009

El sueño


Si, hoy me acuerdo por una vez de lo que sueño. No os asusteis porque sea raro porque mis sueños suelen ser así. Imaginaros un paisaje como el de la foto, solo que mas rodeado de montañas, bueno, pero con olas y eso. Yo me estoy ahogando cuando agarro un trozo de cemento que no se de donde ha salido. Resulta que como una represa artificial pegada al acantilado, que puede parecer un poco inutil porque no sirve de nada, pero en realidad cuando consigo salir me doy cuenta de que hay rejillas bajo mis pies y digo yo: ¿Qué es esto? Cuando parece que la cosa no puede empeorar (Si, estoy en medio de la nada subido a unas rejillas) las rejillas se abren y caigo como en una especie de tobogan de cemento que me lleva a una sala. A mi me parece segun recuerdo un laboratorio, pero no tengo ni idea de lo que es. Justo ahi, como cuando todos los sueños se ponen interesantes, me despierto. Genial, ahora que ya tenía un comienzo para una buena historia. El final puede ser el que querais: desde que si era una base secreta del gobierno a que era una central mareomotriz que simplemente se han soltado las rejillas y punto. Solo hay que echarle imaginacion. Animaros si quereis, o simplemente contarme algun sueño.
Saludos :)

3 comentarios:

ESCAPARATEMODA dijo...

Para una película tu sueño vamos jajaj
Miratelo en una página de significados de sueño eh!

Un saludo tio!

Laureta dijo...

La verdad es que los sueños son especialmente caprichosos. Y es verdad que cuando más agusto estás en él, plas, despertar inoportuno. Pero en realidad eso es lo bueno de los sueños... porque si no llegaramos a despertarnos, o a medio ser conscientes de la realidad no quedaría constancia de él en nuestro cerebro, sólo al "despertar" podemos "recordar" lo soñado...

Pero aún así, mira que es raro tu sueño... a ver si hoy reenganchas con él y nos cuentas qué había tras esa rejilla!!


Seguiendo con las casualidades, es curioso, que dos de mis libros favoritos sean "los renglones torcidos de Dios" y "el mundo feliz", lecturas con las que disfruté como una niña. Y si te gustaría ser neurólogo, y te gusta la biología, te recomiendo un libro sobre neurobiología. Se llama "Un antropólogo en Marte" de Oliver Sacks, un neurólogo que dedicó parte de su vida a estudiar y compartir aventuras con personas con deficiencias cerebrales. Es un poco complejo a la lectura, pero es fascinante como la alteración de ciertas partes del cerebro pueden hacer variar de la realidad a las personas.

Nada, no te aburro más con mis comentarios, que a veces puedo resultar cansina! Espero te guste mi recomendación! :)

Un beso!! Hasta pronto!! Y encantada de tenerte entre mis huellas del camino!!

Gerardo Putas dijo...

No será el Huerva durante la reforma del tranvía, se abre la Gran Vía bajo tus pies y caes al río donde el agua putrefacta te absorbe y te arrastra hasta las cloacas?
La sala seran las oficinas de Tanvía Zaragoza.

Te diría que te lo hicieras mirar pero me tendría que aplicar lo mismo.