viernes, septiembre 04, 2009

Another day



Ayer fue un día cualquiera, de estos que no te inspiran para actualizar tu blog al día siguiente. Lo más interesante del día fue que se acabo el plazo de inscripción del CAI Zaragoza y que unos amigs mios fueron a cambiar el nombre por el de otros y no les dejaron, pero si renovar con esos (Por lo que ahora una amiga mia se llama Paco... haber si le dejan entrar o se tiene que dejar barba). Se conoce que el cambio de nombre era hasta el día anterior. Esto es lo que pasa por dejar las cosas para el último momento.
Poco a poco se acaba el verano, me dí cuenta mientras paseaba a mi perro y vi hojas por el suelo en el parque Miraflores. Y entonces pense: ¿Esto será también culpa del cambio climático o siempre ha sido asi? Yo para acordarme de cuando se caen las hojas no soy muy bueno, pero juraria que un poco mas tarde. Será por culpa de las 400 toneladas de CO2 que utilizamos para las BOLSAS CACA, seguro que es por eso, por que lo mejor de hoy en día para la espalda y para todo es llevar carrito, bolsas de papel tipo americano (solo talan arboles, eso es lo de menos hombre!) o bolsas de plastico duro que dobladas abultan un mogollon, osea que como algun día quieras comprar y no lleves nada de esto la compra en brazos (espero que no ocurra en un futuro muy cercano, que hagan bolsas de emergencia o habra que comprar de las de la basura para las compras espontaneas xD). Aun así, aunque critique la campaña, he de reconocer que razon tienen y que no me gustaria ver el mundo lleno de bolsas de plastico dentro de 400 años. El problema es que simplifican un problema mayor, pues no todo el mundo va a ir con el carrito siempre a comprar. En definitiva, un problema con solución dificil por mas que lo intenten simplificar.
Un saludo para el nuevo miembro del blog EdeEngreido y espero que sigas leyendo el blog :)

1 comentarios:

EdeEngreído dijo...

Mención en el post! Claro que seguiré por aquí ;)

Lo de las bolsas es un coñazo. Nadie se acordará de llevarse sus bolsas, carro, etc la mitad de las veces, y pagar por unas bolsas que irás acumulando en casa sin usarlas tan alegremente como las de siempre... pero algo hay que hacer. Que te lo lleven siempre a casa, por ejemplo, jaja.