domingo, noviembre 29, 2009

Definitivamente, echaba de menos la Navidad

Y creo que la Navidad ha llegado. La verdad es que Zaragoza gana mucho con el cielo oscuro o encapotado, le da ese toque londinense (Cosas mias) y más aún si llueve (Cosa poco común). Empiezan a aparecer luces de Navidad encendidas colocadas hacía un mes, no se para que... quizás sea que este año la gente necesita más la Navidad. Y es que cuando un año va mal parece que un toque de luz nos viene bien a todos.
2009 no será un año para recordar, de hecho más de la mitad de España querría olvidarlo como una mala pesadilla. Despidos, crisis, menos ingresos extranjeros... La verdad es que ha sido un año tristón, de esos que cuando seamos mayores diremos: "Si, la crisis del 2009 fue bastante mala, la verdad". Y encima debemos sumar los problemas arrastrados por nuestro pasado tales como el cambio climático, la desertificación del Mediterraneo, la tala del Amazonas, la ineficacia de encontrar un automovil barato y limpio... Si, como diria mi profesor de CTMA (Ciencias de la Tierra y el Medio Ambiente): "Parece que nos queda poquico a la raza humana en el mundo porque todo se va a la mierda".
Pero ante todo como una vela en la oscuridad aparece la amistad, el amor, los buenos sentimientos: Eso es la Navidad; bueno, quizas un poco aderezada ultimamente con compras, luces, cenas, regalos, anuncios ... que nos dan ese ambiente festivo que este año se hacía esperar. Por fin mucha gente empezará a sonreir un poco, o al menos eso espero yo.
Esperemos que este año no se acabe el mundo, porque sino España entera se perderia a la Esteban dando las campanadas, y eso si que sería un gran problema.



Plaza del Pilar, Zaragoza. Por Navidad montan un belén viviente espectacular.

2 comentarios:

EdeEngreído dijo...

A mí me gusta la Navidad. El ambiente en general por la calle suele ser mejor, da menos pereza salir un domingo y siempre hay gente por ahí. ^^

Nadia dijo...

Ains, a mi la navidad ni me va ni me viene, me gusta cenar en casa de mis padres y éso, y la mañana de reyes, pero no de forma especial, podría vivir sin ellas, y tambien puedo vivir con ellas.

Besos vecino!