sábado, noviembre 14, 2009

Canelones de espinacas...

Pues bien, hoy...después de zamparme unos exquisitos canelones de espinacas...se me ha ocurrido buscar cuanto hierro había metido en mi cuerpo serrano.... Al buscar "espinaca" se me ha aparecido un personajillo conocido universalmente por POPEYE (pop-eye:ojo saltón) La verdad nunca me apasionó...este individuo antipático, antisocial, que no duda en utilizar la violencia para defender sus asuntos... se supone que, en algún momento de su vida, perteneció a las fuerzas armadas estadounidenses... pero no está muy claro el tema. Sus antebrazos...tan hiperdesarrollados, sus tatuajes "a lo quillo"... uff...su peculiar forma de hablar...argggggggg...
Bien...a lo que iba...pues ¡qué sorpresaaaaaaaaaaaaa!...resulta que la fuerza inoxidable de Popeye, moldeada a base de latas y latas de espinacas...es una FARSA. Cuando se realizaron los primeros estudios del Hierro en los alimentos, se cometió un error en la coma del decimal, haciendo parecer que las espinacas contenían más cantidad de Hierro (les salió 10 veces más hierro; 30 miligramos en vez de 3) Los beneficiados de esta confusión fueron los productores de espinacas. Gracias a Popeye, el consumo creció en EEUU un 33%.
¡Qué decepción! What a pity! Total...los canelones estaban...buenísimos aunque pobres en hierro... (claro, claro, claro dijeron los ILLUMIATI...seguro que alguien se equivocó intencionadamente para hacernos creer que comíamos alimentos ricos en hierro...pero en realidad querían acabar con nosotros...)

6 comentarios:

Nadia dijo...

Hacemos nosotros una teoría de la conspiración y decimos que las espinacas son un invento para sembrar el mal en el planeta?

Sigo trabajando... Sí, mejor... a mi me daba pena Oliva, la verdad...

Nadia dijo...

Olivia... me comí la ''i'' jejejej...

Por cierto, me gustan las espinacas ;o)

Pingu dijo...

A mí también me daba pena Olivia...

[ marc ] dijo...

Ufff, que imagen de infancia, ya no me acordaba de esos dibus, xd, que míticos.

Un abrazo

Cloe dijo...

Bueno, tampoco fue nunca verdad que después de un plato de espinacas se te pusiera un brazo pajero terrible, así que lo del hierro diría yo, es lo de menos.

Saludos!

Eric dijo...

Madre mia que engañada esta esta sociedad. Esto se lo cuento yo a la loca de los Illuminati y ya veras...